Autoridades de Sabaya lamentan y piden investigación sobre la muerte de militares

Oruro, 12 mar (Bolivia Prensa).- Las autoridades municipales, organizaciones sociales y sindicales y el pueblo en general de Sabaya, frente a los últimos hechos sucedidos en la jurisdicción, lamentan y piden una severa y rápida investigación sobre la muerte de dos militares en una emboscada ejecutada presuntamente por “chuteros” de nacionalidad extranjera.

El Gobierno Municipal aclara que los trágicos hechos se registraron en inmediaciones de la comunidad de Cahuana, un lugar poco habitado y no en el centro urbano de Sabaya, donde las actividades se realizaban de manera normal.

El alcalde municipal de Sabaya, Egdon Pablo Villca Viza, a tiempo de condenar los actos violentos protagonizados por delincuentes, dijo que el Gobierno Municipal y las organizaciones sociales están prestos a colaborar con las investigaciones para dar con los autores que causan dolor y pena en la población.

El Gobierno Autónomo Municipal de Sabaya, apoya la lucha contra el contrabando y toda actividad ilícita, incluso se dotaron terrenos y apoya la construcción para un Retén Aduanero. También se tiene previsto la entrega de 30 mil metros cuadrados de terreno al Ministerio de Gobierno para la construcción de una infraestructura aduanera.

Sabaya es un municipio seguro, que brinda todas las condiciones para los visitantes y reciente mente se entregó un módulo policial integral para apoyar la seguridad ciudadana.

Sabaya es un pueblo pacífico, donde se desarrollan una serie de actividades comerciales, productivas y promoción del turismo

Fidel Chávez Justino y Vladimir Siñani Ticona, sargentos de la Unidad de Control Aduanero (UCA), fueron ejecutados ayer por chuteros (contrabandistas de vehículos), después de una emboscada en la comunidad de Cahuana El hecho se produjo al mediodía, cuando los uniformados conducían uno de cinco vehículos indocumentados decomisados a los contrabandistas.

De acuerdo a los primeros reportes del UCA, el vehículo ilegal en el que se encontraban los militares ajusticiados sufrió algún tipo de desperfecto, lo que hizo que se quedara atrás de los otros cuatro que conducían otros militares. El incidente fue aprovechado por los contrabandistas, que montados también en un vehículo indocumentado marca Toyota los interceptaron y dispararon contra ellos.

El UCA informó que los chuteros acribillaron en la cabeza al sargento Fidel Chávez Justino dentro del vehículo, dejándolo agonizante (murió en un hospital del lugar); mientras que a su camarada   Vladimir Evan Siñani Ticona lo sacaron de la movilidad y, a unos metros de distancia, terminaron con su vida, también a tiros.