En Sabaya se rinde Homenaje a Bolivia, en plena frontera con Chile

Autoridades municipales y originarias de Sabaya, una población ubicada en plena frontera con Chile, se rinde Homenaje a Bolivia con un pequeño acto en medio de una crisis sanitaria. En esta parte de Bolivia, se ha suspendido una de las fiestas religiosas más grandes del departamento de Oruro debido a la pandemia del coronavirus.

Desde la frontera de Chile el alcalde municipal de Sabaya, Pablo Villca Viza rindió  homenaje al 195 aniversario de Bolivia. “Somos una región en constante crecimiento y somos un pueblo trabajador. Ya pasara esta enfermedad y seguiremos trabajando por el desarrollo de la región”,  dijo la autoridad en  un corto mensaje.

Mientras tanto desde Sucre se informa que loos representantes de los órganos Judicial, Electoral y Legislativo, además de autoridades regionales, civiles y militares conmemoraron el 195 aniversario de Bolivia con ofrendas florales que fueron depositadas en la Casa de Libertad, frente a los retratos de los fundadores de la patria y a los pies del Acta de la Independencia.

"Este 6 de Agosto, nos encuentra al país y al mundo, en medio de la emergencia sanitaria del Covid-19, sin embargo no es un obstáculo para que recordemos con honores y sentimiento el 195 aniversario del nacimiento de Bolivia y la declaración del Acta de Independencia", manifestó la alcaldesa de Sucre, Rosario López.

Los homenajes a la Patria iniciaron de madrugada en Sucre, con las salvas de la Guarnición Militar, que iluminaron el cielo capitalino, despertando a los sucrenses en el inicio de la insigne fecha.

El acto central se desarrolló en el frontis de la Casa de la Libertad, con la presencia de autoridades y de la banda de los Amarillos de Bolivia, acantonados en el Regimiento II de Infantería del Tejar.

Asimismo, se anunció la transmisión del Te Deum en la Catedral para que la población pueda seguir la celebración de la Eucaristía y "orar por Bolivia" a solicitud de Monseñor Ricardo Centellas, Arzobispo de la Arquidiócesis de Sucre, quien presidirá la celebración religiosa.

La Plaza Murillo, donde está el centro del poder político del país, amaneció este jueves embanderada con los símbolos patrios para acoger los actos protocolares que se realizaron bajo estrictas medidas de seguridad.

Autoridades, invitados especiales, periodistas y otros asistentes participaron guardando distancias y en menor cantidad respecto a otros años, precisamente, por efecto de la pandemia de coronavirus que afecta al país.

En esta ocasión, el ambiente festivo por el aniversario patrio tuvo un matiz diferente puesto que los rostros de todos los asistentes estuvieron protegidos con barbijos y más de uno utilizó alcohol en gel para la correspondiente desinfección de las manos.

Los efusivos saludos con besos en las mejillas, apretones de mano y abrazos, como ocurrieron antes solo se limitaron al choque de antebrazos por precaución.

A pesar de este escenario se evidenció el sentimiento de patriotismo, civismo y el sentimiento de orgullo por haber nacido en Bolivia.

Los representantes de las diversas instituciones como la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), el Comando General de la Policía, la Cámara de Senadores, entre otros; fueron los primeros en depositar sus ofrendas florales.

El momento más esperado del acto protocolar fue cuando la presidenta Jeanine Áñez, acompañada por al menos 10 ministros, salió de Palacio Quemado para dejar las flores en homenaje a los libertadores.

La mandataria recibió el saludo de los Colorados de Bolivia y luego todos los asistentes entonaron a viva voz las sagradas notas del Himno Nacional.

Actos similares se realizaron en diversas regiones del país, y las autoridades recordaron que Bolivia saldrá adelante victoriosa en su lucha contra el coronavirus.